viernes, 22 de febrero de 2013

COÑOS



La cosa va de coños y es que el guante lanzado por el Capitán General de Flandes, el Excmo Sr Jose Luis de Valero, bien merece un post, o una misa, segun se mire...Yo, pese a mi recien estrenada condición de príncipe de la Iglesia !Cardenal nada menos!, cuyo capelo entregome y colocara sobre mi nuca, el Nuncio Enciclopedista, el cardenal Tellagorri, líbreme Dios de lanzar una encíclica en toda regla sobre algo tan serio...La solemnidad y el boato que acompaña tal dignidad, me resbala, así que la cosa la ceñiré en una más que modesta homilia, siempre más cercana y familiar que un tratado conciliar...
Visuales, olorosos y táctiles, sin prescindir del gusto...Hete aquí los sentidos, las piedras angulares que completan el mapa de una líbido bien establecida y estructurada...El del oido, aunque también, siempre lo hace de una manera indirecta, clandestina si se quiere, como la de un furtivo en un evento, pero que luego, eso si, adquiere hechura y protagonismos propios como el de cualquier otro invitado...Como la presencia del inevitable canapero gorrón, una figura aparentemente molesta, pero que al final, se integra y forma parte de la tramoya. El sentido del oido induce, eso si. Recuerden sino las melodiosas y vibrantes marchas de los gaiteros escoceses en los preliminares de un combate, cuyas notas, armonizan, templan y potencian los ardores guerreros. Pero hablamos de coños, luego las sinfonias percibidas han de ser diferentes.
Nada más sugerente y electrizante que unos dedos temblorosos en busca del encuentro de un coño excitado, caliente que se dice...No importa por donde se inicie la exploración, si por encima de la braguita, por un lateral o por la parte de atrás. La sensación de sortear la costura del encaje, siempre algo más dura que el resto de la prenda, produce el mismo impacto que la toma de una almena...Luego, como diría el invasor, el castillo es mio...Inenarrable el primer contacto de las yemas de los dedos con la densa mata de vello; tienes la sensación de que venias explorando por suaves, ondulados y dulces páramos para, de golpe, topar con un frondoso bosque tropical, donde las humedades se perciben en oleadas exóticas siempre cargadas de matices misteriosos que te invitan a seguir explorando con mucha más fruición, con más premura y con más celo...Algo así como si el mitico El Dorado te estuvira esperando.
La primera vez que me topé con un coño poblado de un pubis rubio me quedé perplejo. Hasta entonces siempre habia visto que la pelambre de una mujer era negra o algo más clara, pero sin perder su condición oscura. Aquella mata de vello rizado era densa, como las otras, pero al ser amarillenta sobre un fondo de piel blanca y sonrosada, como que resaltaba menos, como más liviano. La misma impresión me causó cuando apenas percibí una leve tonalidad entre el exterior y el interior de aquella endidura. Aquel coño me parecía menos voluptuoso, menos impúdico, como menos coño se diría, no se porqué. Esto lo deducía mientras me lo comía con el mismo impudor y obcenidad que siempre hice gala, eso si, entre los gruñidos y gritos inconexos de la moza y que tanto le impactan a nuestro capitán.
Me he comido muchos coños...extensos, concisos, exuberantes, breves, recogidos, prepotentes, lujuriosos, obcenos, ralos, chorreosos, húmedos, calentones, retadores, sumisos...siempre a tono con sus pelambreras. Desde los más rizados montes, hasta los más frondosos valles, a veces, dentro de un mismo e incomparable ecosistema. Desde de las onerosas y cálidas grietas, hasta las grutas más recónditas. Tierras exóticas todas, que siempre esperaban la llegada de un intrépido explorador que las ollase. Allá supe de la "alquimia de las soluciones salinas" que diría Dams y de que los ecosistemas del placer, en el de la mujer mucho más, no debe ser modificado de manera artificial so pena de desnaturalizarlo...Lavando si, pero Lavanda, no, sería el lema...
Mas tarde también supe que en las Salinas también estaban las soluciones, sobre todo en las de Ibiza, pero esto aconteceria años más tarde.
El vello púbico siempre produce un especial impacto entre determinados machos, entre los que me cuento. También entre algunas hembras. Pero no seré yo quien renuncie a ningún coño. Los afeitados son los que menos me impactan, si acaso, salvaría el placer de afeitarlos. Los semiafeitados, por contra, se me antojan como una especie de híbridos, que a semejanza de las mulas, no dejan de ser un sucedaneo que devalúan o rebajan la intensidad de ciertas líbidos.
Tuve la suerte de tener una hembra oriental, china, para más datos. Impactante era su vello púbico, negro como el azabache, densamente poblado, lacio y recio como escarpias...Uno de sus placeres era que le eyaculara sobre la pelambre. Solía visionar con indescifrable placer el contraste de mi semen, blancuzco y semisólido, salpicando su negrísima mata de vello...luego con los dedos, esparcía con fruición el semen sobre su coño en una especie de ritual que nunca acerté a descifrar. No se si para compensar la finísima capa, también blancuzca, que sus cálidos y abundantes fluidos, dejaban alrededor de mi verga cada vez que follábamos.

21 comentarios:

aspirante dijo...

En mi enciclopédica ignorancia desconozco si existe la excomunión laica, pero seguro que vos sois uno de los agraciados con tal galardón.
Si la Bibi lee estos párrafos llenos de sabiduría, que a ella se le antojarían execrables pruebas del primitivismo más soez (dada su ignorancia en todos los campos del conocimiento), no me cabe duda que arderíais en la hoguera, que la muy burra es capaz de haceros esto con tal de separos de Mme. de Guillotine.
Cada día os superáis, Mr. de Charneguet.

Javier Tellagorri dijo...

Buena Introducción al "Tratado sobre el Coño y sus reacciones Quimico Físicas".

Su eminencia es un gran y docto experto en el tema, para gran enseñanza de mundanos y conventuales, y debiera decontinuar con el primer Tomo de los XV que precisa este asunto.

Dificil tarea la de quien quiera competir en conocimientos con vuesa merced, pese a que el Hermano Dams es un avanzado alumno.

Elena dijo...

Querido Charneguet, no sé qué motivo os está llevando últimamente a olvidar los temas políticos en pos de los sexuales.
Sea como sea, me preocupáis. ¿Acaso
estáis faltos de satisfacción carnal? ¿Echáis en falta un buen meneo? ¿Os arrastráis insatisfecho por las esquinas de la carne añorada?
Se dice que se habla sin tregua de lo que no se tiene o de lo que se desea, lo que vendría a ser "dime de lo que presumes y te diré de lo que careces".
Pero no, no seré yo la que ponga en duda sus experiencias narradas sin pudor, entre otras cosas porque las cuenta con una gran dosis de belleza literaria y frescura en el lenguaje; y por lo tanto la veracidad de los hechos sería lo de menos, pues sólo leerle es un placer para mí.

En una cosa coincidimos, no es la lavanda mi olor preferido.
Y hablando de olores...y tamaños, ¿esnifaría usted bragas usadas tamaño XL o sólo le ponen las braguitas de delgadas jovencitas?

Un placer.

charneguet dijo...

Querido Aspirante...!Claro que existe la excomunión laica!...ese estigma lo llevan consigo todos los que abrazan una religión. Otra cosa diferente es el de Zapatero y su bandarra de maleantes. El poder es su Dios y el 11M su calvario. Pero no vave excomunión posible.
Un abrazo.

charneguet dijo...

!Ay, Eminencia Tellagorri!...No complacería más a Nos, que en el próximo Cónclave fuerais vos quien ocuparais la silla de Pedro. Nadie posee con más rigor y méritos, las cualidades idoneas para llevar esa carga que Vos...Contais, pués con mi incondicional apoyo. La fumata blanca le espera.

charneguet dijo...

Mi querida Elena de Córdoba, el último post que toqué el tema del sexo, "Mis putas", lo escribí el 13 de enero y el anterior "De cuando cruce los Pirineos por primera vez", hace ya un año...No me prodigo en exceso, como ves...
A estas alturas de mi vida, mis vanidades están más que cubiertas, lo mismo que las inquietudes espirituales. Nada tengo que perder y nada tengo que ganar, luego me puedo permitir el lujo de ser sincero. Aunque a lo mejor esta circunstancia, conlleve también una cierta presunción. Júzgalo tu misma. Besos.

Javier Pol dijo...

Eminencia Charneguet, buenos días nos de Dios a nosotros los pecadores. Veo que la mano de la Iglesia lleva a lugares insospechados la palabra de Dios, y que los mandatos del santo y casto Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo, ha calado en la curia romana. Bien nos parece bien, al menos al palomo y a mi, eso sí tenga en cuenta su eminencia una cosa... algunos de los coños ¡MUERDEN!, ¡VAMOS QUE TIENEN DIENTES! (bueno y en estas épocas hasta otras cosas) sobretodo si es uno de esos que afirman o sostienen que los libros santos de los hermanos Grimm, son machistas y xenofobos. Luego que no diga el cardenal que no esta avisado.


Deseando que su temporada de purpura sea más que provechosa "en conocer a damas en busca del Espíritu Santo", se despide este pecador de la frontera.

charneguet dijo...

JAVI POL...Son los pecadores a quienes busca Dios. Y en los templos del sexo, en los puticlús, con más razón...¿Que pinta Dios en una iglesia vaticana?...La mona, que otra cosa no.

isra dijo...

Eres mi héroe, de mayor quiero ser como tú.

El tratado del coño y, sobre todo, el acceso al mismo, es insuperable, ese momento de la costura de las bragas es casi mejor que la ingesta del susodicho chochete.

Solo un pequeño matiz, donde esté un coño depilado que se quiten las pelambreras, foco de infección y olores chochunos y chotunos francamente desagradables.

Y por ir terminando este comentario tan poético y delicado, ver correrse a una tía con una buena comidad no tiene ni punto de comparación al clímax alcanzado con la aburrida maniobra del mete-saca.

Que tenga Vd. un glorioso día (esa foto no desmerece nada a las de mis primas).

si, bwana dijo...

Da gusto pasarse por este blog y aprender cosas tan interesantes.
Sobre la sobrina de la foto, confieso que me ha compensado la ausencia sabatina de las primas de don isra. Gracias.

Anónimo dijo...

Como se tire un pedo la de la foto, veréis

Lola dijo...

Holaa..., holaa!!.
En un momento pensé que era sábado y que estaba en el blog de Isra!!!. Después surgió la decepción por eso de pensar que mañana sería domingo y que tendría libre, sin darme cuenta de que aún hoy empezábamos la semana.
AAAyyyyyyyyyy..., que larguitas se me hacen algunas veces!!!.

Y aunque no quiero que me trate de curiosilla, vamos a lo que ívamos y voy a selr un poco directa: con toda esa clase de de coños trato o..., uno solo (o alguno más y no tantos), tenía todas esas cualidades....???.

Y totalmente de acuerdo con Isra..., donde se ponga un coño bien depilado que se quite el de estilo "afro", "tirabuzón" o "flequi"!!!.
Mucho más higiénico, "Charne"!!!.
Claro, que si se lava...!.


Un abrazo!!!.

Dams dijo...

Beso su anillo, Eminencia reverendisima, y ruego una encomienda como misionero en china.
Obedeceré todo aquello que S.E.R. tenga a bien ordenar, y comprobaré y absolveré en persona todo pecado del que tenga "conocimiento directo".
Ansioso espero credenciales, destino e instrucciones

charneguet dijo...

!Ay Lola, Lolita!...!Mi lolilla del Guad..alquivir!...!Iba a poner Guadiana!...
Es curiosa la coincidencia tuya con Elena. Las dos poneis en cuarentena la vericidad de mi relato. Las dos féminas, las dos andaluzas, las dos del Guadalquivir. Deduzco que por Cordoba hay mucho machismo tasnochado y mucho fantasma. Y me da la espina que vosotras dos conoceis el paño. Pero mira, yo escribo para que me lean y de momento el objetivo está cumplido. Lo de los juicios de valor, lo dejaría para los machistas que cito. Yo no escribo para "demostrar", sino para contar. Cuento mis vivencias y mis experiencias tal como las sentí y trato de hacerlo de la forma más bella y más amena posible. A partir de ahí, me importa poco o nada. Lee mi comentario dedicado a Elena.
Sobre los coños depilados, nada que objetar. Sobre gustos, ya se sabe...Pero yo prefiero uno vestido, al natural !Que lo vamos a hacer!... Lo de la higiene se da por supuesto.
Besos

Elena dijo...

Mi querido Charneguet... no creo que en Andalucía haya más machismo que en cualquier parte de España, lo que sí sé que hay es la misma cantidad de fantasmas, sí, de esos que alardean de haber pasado por más entrepiernas femeninas de las que en realidad vieron abiertas.
Y no, no estoy diciendo que tú seas uno de ellos; si dices que sólo cuentas tus vivencias, te creo, además, en realidad me importa lo que escribes, tanto si es verídico como si es ficticio.

Lo que no me importa un carajo es el número de coños que lamiste, en serio, tan sólo me importa cómo lo cuentas. Y por eso te suelo leer. No des más importancia de la que tiene a nuestros comentarios inocentes y sin intención de hacer juicios de valor.

Besos.

aspirante dijo...

Pues sí que ha levantado polvos (que luego traen lodos) vuestro feliz relato!
Narración que cumple sobradamente con las obligaciones de instruir y entretener.
Me sumo a la petición de Tellagorri, y os suplico, Eminencia, que ampliéis esta magna obra de divulgación.
Me sumo a la opinión de Isra, que un servidor los prefiere depilados, o en su defecto ahorros de vello, mas no recién lavados, pues suelen resultar insípidos.
Beso vuestro anillo.

charneguet dijo...

Padre Dams, bien que desearía acceder a su petición. Me consta de su abnegada predisposición a ejercer devotamente las tareas apostólicas que se le encomienden. También de que su labor por aquellas inhospitas tierras, serían de gran predicamento y fecundidad. No podría ser de otra manera, dada la acción y el conocimiento directo que suele emplear en su labor evangélica...Pero le queremos aquí, en la Curia. Le necesitamos aquí...Está usted destinado a lograr grandes cosas para la Iglesia. Nos así lo queremos.

José Luis de Valero dijo...

Estimada Eminencia y colega de sacristía, daos por excomulgado per ómnia saécula saeculórum.

Según informaciones de mis espías,ya sabía de vuestras cuitas y devaneos literarios a pié de púlpito, pero jamás pensé que a vos se os ocurriera hacer tal prédica mentando impúdicos y peludos chochos en plena Semana Santa.

A pesar que vuestra prédica figura con fecha de hoy, me consta que la presente homilía la efectuásteis in verbum et post coitum en los oficios del Domingo de Resurrección, con la Catedral a tope y con gente a la cola en la taquilla de entrada.

Según mis informes, cuando estábais hablando desde lo alto del púlpito, teníais los ojos en blanco e incluso vuestra viciosa lengua chasqueaba con delectación y sin tregua contra vuestro paladar, deleitándoos en la narrativa sobre el cunilinguae.

Lo que ya no es admisible en una Eminencia tan eminentísima como la vuestra, fue lo que sucedió después, cuando mandásteis subir al púlpito a la Priora Doña Angustias de la Luz Divina, y alzándole las sayas hicísteis una demostración sobre el terreno, rasgándole las bragas, lametón va, lametón viene, absorviendo sus flujos con incontrolado frenesí, para acabar comiéndole el felpudo entre grandes gritos y aspavimientos por parte de ambos oficiantes.

No fuere lo peor tal comportamiento, puesto que tanto la Priora como vos, como auténticos posesos, dísteis en ofrecer a la feligresía una fellatio et cunilinguae sincronizada y conjunta con grandes sorbos y succionamiento, que no es sinó lo que el vulgo conoce por 69.

A todo eso, los feligreses siguiendo el ritual, dieron por hacer lo propio, por lo que en pleno oficio de Resurreción se propagó el despelote convirtiéndose el recinto catedralicio en un aquellarre de succión ciertamente escandaloso, puesto que allí, en común revoltijo espasmódico, ciertamente resucitó todo Cristo.

De todas formas, vista la aceptación de vuestra homilia por parte de los fieles, estoy dispuesto a levantaros la excomunión, siempre y cuando me enviéis a la Priora para que, tras una revisión de bajos, la instruya en su nuevo ministerio.

Por otra parte me complacería que aumentáseis el precio de la entrada al recinto catedralicio, puesto que el espectáculo bien lo merece y París bien vale una misa.

Con mis bendiciones, daos por ex-excomulgado.

PD: Y por cierto, sed cauto y andaos con tiento, que los felpudos que sueltan lastre son peligrosos para las encías.

charneguet dijo...

Inenarrable, Eminencia...El cuerpo de Cristo, consumido y devorado entre explosivas muestras de atroz canibalismo. !Y que decir de su sangre!...libada entre fornicios, orgasmos y eyaculacines gloriosas...Entre los bancos, confesionarios y altares, dabanse cita las vergas con los coños, las lenguas con los culos, todas en perfecto simbiosis cual divino aquelarre de esquizofrenia e infernal frenesí. La catedral se venia abajo entre los gritos espamódicos de una feligresía enloquecida que comulgaba a medias con el paroxismo...No dejé de pesar en Vos, Su Eminencia, durante todo el tiempo que duró el gloriodo aquelarre.
De sobra sabeis Eminencia de mis deváneos y que los caminos que nos llevan a Dios son siempre impredecibles e inexcrutables. Con la devoción debida y contrición, que Dios sea siempre con Nos

Lola dijo...

AAAAAAyyyyyyyy..., mi "Charne"!!!.

Dios me libre de poner en cuarentena su veraz historia. En ningún momento dudé, ni dudo de que lo que cuenta en éste fantástico (de maravilloso y no de irreal) relato no sea verdad. Mi curiosidad y quizás mi atrevimiento, me llevaron a preguntarle que si fueron tantos los que "visitó" o simplemente uno que cumpliera todas esas cualidades. Digo yo que en tantos como hay, pudiera existir alguno!!!?.


Guadalquivir..., es Guadalquivir, un río con y de historia!!!.


Un fuerte abrazo!!!.

adeur2 dijo...

No te conozco, por tanto no debo dudar de tus relatos, pero tio, me suenas a fantasma de la opera.
pero ya veo que con tus historias reales o invnetadas mantienes contentos y contentas a tus fieles seguidores, quizás te he descubierto tarde
, pero te juro que no me hare el harakiri por seguirte
agur