jueves, 14 de marzo de 2013

20N: SINDROME DE ABSTINENCIA


Ya tenemos a tiro de piedra las elecciones generales. En poco más de un mes, volveremos a ejercer el "sagrado" derecho a voto; depositaremos en la urna de cristal una papeleta, con la esperanza de que sumadas a otras idénticas, salgan elegidos los "nuestros". Un ritual que aunque repetido y previsible en los resultados, no deja por ello de perder su faceta morbosa. Un ejercicio trivial, si bien envuelto de grave solemnidad, de transcendencia, e incluso de boato que recuerda lo religioso. Quizás por ello, siempre desprenda un tufillo de comicidad inconsciente, que se hace más palpable, cuanta más empaque se ponga a la cosa. Tiene su explicación. Los ciudadanos de a pie, los que conformamos la masa amorfa del anonimato, la vulgar ciudadanía, por una vez, somos los protagonistas verdaderos, aunque ese momento de gloria solo nos dure unos minutos. El tiempo que se tarda en comprobar tu identidad y depositar el voto. A partir de ahí, se acabó todo; vuelta a la rutina del trabajo, si eres de los afortunados que todavía lo conserva , a la desesperación del desempleo, al deshaucio de tu vivienda o a cualquier otra lacra derivada de la miseria que padecemos, que es lo que mas abunda por el pais.
Los presidentes de mesa, sus adjuntos, los observadores de los partidos, mostrarán el celo debido para que en el recuento de las papeletas no haya pucherazo. Durante un mes, los capos, ca-pillos y capellanes de las iglesias políticas, abanderarán desde los púlpitos urbanos, el ansia renovadora de la sociedad, derramando la bendita agua bautismal de la trola. Millones de parias desheredados, acudiran a los eventos para ser liberados de la eterna lepra social que padecemos, una miseria bíblica que arrastramos desde los tiempos de Viriato. Todo un Jordán de baño democrático regará las Españas. Los Bautistas rojos, azules y de todos los pelajes, en mangas de camisa y sin corbata, verterán las aguas purificadoras sobre tanto gentil. Sacarán de la vaina la espada justiciera y la blandirán contra los desmanes anteriores; nos prometerán el oro, el moro y el pito de Telesforo, bajo la égida siempre indeleble una honradez sin límites. Como siempre, nos pillarán con las defensas bajas y las almas siempre cándidas ante las promesas de una justicia mejor, morderan el anzuelo deslumbrados por la luz cegadora de la esperanza y sobre todo, por un protagonismo redentor que nos cae llovido del cielo. !Ahora decido yo!...Un aderezado aquelarre surrealista que para si quisieran las meigas gallegas o las brujas de Zugarramurdi.
-!Oiga!...!Que En España las elecciones son honestas!...Quitando de algunas zonas de las Vascongadas, donde en paralelo al sufragio electoral, se sigue ejerciendo el repugnante voto del miedo, o de algún que otro chanchullo con los votos emitidos por correo de los residentes españoles en el extranjero, las elecciones en España suelen ser bastante fiables.
-Y así es...La mecánica democrática, contra lo que pudiera parecer, funciona, y curiosamente, son los propios partidos pòlíticos quienes la han desarrollado hasta niveles sorprendentes.
Digo sorprendentes porque hasta ahí llega el espíritu y la acción democrática de los partidos. Con el voto en el bolsillo se acaba la democracia. A partir de las elecciones, la geografía del poder queda establecida: Esto es tuyo, esto es mio...Luego, la Democracia real se secuestra, desaparece, se diluye en un impenetrable y oscuro tunel, donde la única luz que se percibe al final de cada legislatura, son siempre los balances del saqueo de nuestros dineros. De la Democracia solo quedó la envoltura, una carcasa hueca de todo contenido, que a más tardar, la dejaran dormir en el desván de la historia, hasta que dentro de cuatro años, vuelvan a sacarla del armario...!Como para olvidarse de ella con los réditos que deja!...
-¿Pero habrá alguna forma de acabar con la impunidad de tanto delincuente?...
-Sin duda...La primera es no votar. El voto, aunque resulte paradójico, les justifica y afianza. Es la cobertura ideal, se diría que hasta mágica...!Nosotros estamos aquí porque nos han elegido!...Ante semejante argumento, no hay tesis que resista.


1 comentario:

Doramas Doramas dijo...

Me URGE MUCHÍSIMO contactar contigo vía e.mai cabozo1@yahoo.es