jueves, 30 de junio de 2011

LA FE, LA RAZON DE LA IGNORANCIA


Tema espinoso este de la Fé y controvertido. Posicionarte a favor, conlleva el rechazo de los que apuestan por la Razón, su eterna antagónica...Si lo haces en contra, son los de la otra acera quienes te anatemizan. No hay término medio, o estás en un lado o en el otro. Pasa como con la creencia y el ateismo, posturas irreconciliables que siempre están a la greña. Hay algunos, los más tibios, que apuestan por una solución intermedia, aquella de que Fé y Razón no son contrapuestas. Incluso se atreven a ir más lejos apostando que ambas concepciones son compatibles y hasta complementarias. !Hay que joderse hasta donde llegan algunos, con tal de que su chiringuito existencial no se le venga abajo!...Lo que está claro es que uno de los dos conceptos hace agua y está edificado sobre el error, porque el error y la certeza no pueden a su vez, contener sus contrarios y ser ambivalentes.

Pero ¿Es la Fé o es la Razón, la que navega con rumbo equivocado?...La respuesta no puede ser más diafana. La Razón implica en su esencia certeza en todo lo que asevera. Si así no fuera, entraría en los cenagales de la sinrazón y perdería toda su razón de ser. La Fé por contra, se asienta sobre hipótesis inciertas, cuando no imposibles, que en el caso de los católicos, alcanza cotas grotescas de inadmisibilidad: Virginidades contra natura, dioses trinos, resurecciones hilarantes, recompensas celestiales tras la muerte; por no hablar de atribuciones consulares de representación mística bajo no sabemos que credenciales, potestades sorprendentes para el perdón ajeno y no se cuantas cosas más. Esquizofrenia del más puro estilo freudiano. Pués todavía hay gente y no poca, que se empecina en asumir el error como verdad. Para los seguidores de la Fé, la Verdad o la Razón es algo secundario que no afecta lo más mínimo los pilares inmutables de la Fé. Apuestan por la Fé por encima de la Razón, como si de un fan de equipo de futbol se tratara. !Yo soy de la Fé!...!Ganaremos a los de la Razón por goleada!...Hasta se permiten la dersfachatez estrafalaria del recursso del Dogma, como forma expeditiva de zanjar cualquier cuestión que les moleste. !Esto es así y punto!....!Oiga!...!Que la ciencia demuestra lo contrario!...¿Y que es la ciencia comparada con la palabra de Dios?...Y se quedan tan tranquilos.

Acabo de visitar una web que señala Dams en su bitácora "La caida de Angel" en su último post. http://www.santos-católicos.com/. Bucear en este sitio ha sido para mi como hacer un regresión en el tiempo. La época lejana de mi niñez, cuyos recuerdos creía yo superados por el paso inexorable de los tiempos, la tenía de nuevo frente de mi. Como si todos estos años no hubieran pasado y solo hubiesen sido un sueño...Me topé de nuevo con las anatemas, las amenazas, las inquisiciones, las injerencias, las demonizaciones, el control mental, el abuso, la prepotencia y con todo aquello que hace de la libertad del hombre un objetivo brutal de persecución...La imposición sistemática de la ignorancia, la forma más eficaz de utilizar el miedo al servicio de la Fé...lonía más abyecta y feroz que se puede imaginar. Pero visiten esta Web, mis queridos amigos, no se corten. Les espera un grato espacio de solaz devaneo.
A Su Eminencia Dams, nuestro gran cardenal de la Iglesia de la Ilustración Libertaria, le debo una disculpa. Siempre tuve a ese engendro que se presenta como "Divino Redentor" como una creación inteligente de su cosecha. Un personaje irreal cuyas carencias intelectuales y emotivas, nos recreaba hasta el esperpento Su Eminencia, para mostrar una forma obtusa y caducada de ver la vida. Pero no, me equivocaba..."Divino Redentor" no es un criatura parida por Dams, sino un especimen real que mantiene en la actualidad, aunque nos resulte sorprendente, toda su vigencia. El contenido de esa web de santos católicos nos lo confirman.

21 comentarios:

Clandestino dijo...

La fe no es contrapuesta a la razón. No solo es compatible sino que además puede y suele ser complementaria. De hecho se vehicula en ella.

Casi nada es lo que parece según se ve. Todo tiene múltiples ángulos de visión en sus múltiples perspectivas. Y siendo todas ciertas, no podremos reafirmarnos en cual de ellas está la cierta o verdadera, racionalmente.

Podemos dejar llevarnos cómodamente por el dogma de fe o asumir las responsabilidades del dogma moral, exento de la componente teológica. La fe puede ser dogmática, moral o espiritual y entre otras formas posibles, suele mostrarse como incentivo motriz, con lo que convertimos la fe en una actitud de lucha y confianza en nuestras propias opciones de éxito y superación, sobre aquello que 'creemos' y que puede ser la victoria en un campeonato o en el aprobado en un examen. La fe nos impulsa a dar un paso más en un último y sobrehumano esfuerzo, cuando nuestra condición física, anímica, moral o espiritual, nos limita en la linde de nuestras propias posibilidades, en esfuerzo adicional y autoexigido justo donde nos quedaríamos varados en el desaliento, sin la fe que nos permite superarnos por encima de nuestro límite, haciendo moral o espiritualmente posible lo que racionalmente vemos imposible.

Fe es creer en algo invisible pero no siempre intangible. Cuando sé que estoy preparado, tengo fe en lograr mi objetivo, aunque sea muy dificil. Si aún sabiendo que estoy preparado no tengo fe en mí mismo, me hundo e insconscientemente renuncio a luchar por mi más que posible triunfo.

Por tanto la fe y la razón no son ni contrapuestos ni distantes, sino que por el contrario, son colaboradores necesarios. A no ser que reduzcamos la fe a un simple y escueto dogma de algo en lo que no creemos, en cuyo caso aunque sea cierto también lucharemos contra la razón que así nos lo evidencia.

La fe es ante todo creer en nosotros mismos. Cuando no creemos en nosotros mismos ni la fe, ni la razón, ni la verdad en paño, podrá salvarnos. Sencillamente nos convertimos en nuestro gran enemigo.

La fe se incluye como una parte fundamental de la teología religia religiosa, pero no es religión. Fe es el alineamiento interactivo entre nuestra verdad y nuestro poder espiritual para superarnos cada día, sobre el día anterior. Ese espíritu de lucha, es la fe. Sin obsesionarse, pero tampoco sin dejarse. Y esa es la razón que da sentido a nuestra vida. La fe induce, provoca, dirige, nutre, energiza, invita, incita... nos hace competitivos. La razón nos modera y dosifica en sus propuestas y excesos.

Tienes que tener fe para creer en Dios. Pero no hay que creer en Dios para tener fe. Basta con que tengas fe en tí mismo.

Dams dijo...

Tres primeras acepciones de la RAE (que son las que vienen al caso):

1. f. En la religión católica, primera de las tres virtudes teologales, asentimiento a la revelación de Dios, propuesta por la Iglesia.
2. f. Conjunto de creencias de una religión.
3. f. Conjunto de creencias de alguien, de un grupo o de una multitud de personas.

"La fe es ante todo creer en nosotros mismos" eso no es fe es autoestima. RAE. Autoestima:
1. f. Valoración generalmente positiva de sí mismo.

El resto de su comentario es un manual de autoayuda. Está bien para quien lo necesite, pero nada más. Y NO tiene nada que ver con la razón, ni siquiera con lo razonable. Lo lamentable es querer imponer el manual de autoayuda y el "código moral" a los demás elevandolo a la categoría de verdad absoluta.

Un saludo.

Dams dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Dams dijo...

Charne no le hagas mucho caso al tarado ese que escribe en mi blog. Es demasiado honor para él que le dediques un post. Se crecerá.

Divino Redentor dijo...

¡Ay! HEREJE "¿Que es la ciencia comparada con la palabra de Dios?", nos reprochas que afirmemos; NADA, NO ES NADA.

HEREJE, te sorprendes de Blogs que muestran la ÚNICA VERDAD y no te has leído ni el catecismo:


156- El motivo de creer no radica en el hecho de que las verdades reveladas aparezcan como verdaderas e inteligibles a la luz de nuestra razón natural. Creemos «a causa de la autoridad de Dios mismo que revela y que no puede engañarse ni engañarnos». «Sin embargo, para que el homenaje de nuestra fe fuese conforme a la razón, Dios ha querido que los auxilios interiores del Espíritu Santo vayan acompañados de las pruebas exteriores de su revelación» (ibíd., DS 3009). Los milagros de Cristo y de los santos (cf. Mc 16,20; Hch 2,4), las profecías, la propagación y la santidad de la Iglesia, su fecundidad y su estabilidad «son signos certísimos de la Revelación divina, adaptados a la inteligencia de todos», motivos de credibilidad que muestran que «el asentimiento de la fe no es en modo alguno un movimiento ciego del espíritu» (Concilio Vaticano I: DS 3008-3010).

157- La fe es cierta, más cierta que todo conocimiento humano, porque se funda en la Palabra misma de Dios, que no puede mentir. Ciertamente las verdades reveladas pueden parecer oscuras a la razón y a la experiencia humanas, pero «la certeza que da la luz divina es mayor que la que da la luz de la razón natural» (Santo Tomás de Aquino, S.Th., 2-2, q.171, a. 5, 3). «Diez mil dificultades no hacen una sola duda» (J. H. Newman, Apologia pro vita sua, c. 5).

Pecador, LA FE ESTÁ POR ENCIMA DE LA RAZÓN Y JAMÁS PUEDE HABER CONTRADICCIÓN ENTRE ELLAS (catecismo 159).

NO SABES NADA, HEREJE, NO SABES NADA.

Rezaré por tu alma pecadora que, SEGURO, arderá en el infierno.

charneguet dijo...

CLANDESTINO
La confianza, el amor propio, la ambición, el deseo de superación, el estímulo, la autoestima, hasta las obsesiones o los complejos, místicos o mundanos. Son todas potencias vivas capaces de activar en nosotros resortes psicológicos que nos pueden llegar a transformar en determinados momentos de nuestra vida. Incluso pueden asentarse y formar parte permanente en la manera de afrontar los retos diarios. Nuestros logros excepcionales o no, quiero decir, los cotidianos, son frutos de esa cosecha, esa "fé" que tu explicas bien.
En esa perspectiva, la Razón, forma parte de nuestra filosofía de vida, como no puede ser de otra manera. ¿Modifica y modera los excesos de nuestros afanes, "fé" lo llamas tú?...Sin duda, pero también los puede potenciar mediante las seguridades que aportan las certezas. ¿No crees?...
Pero yo no me refería a este tipo de "Fés", que es una concentración globalizada de los anhelos y aspiraciones humanas. Me refería a la "Fé" teológica, la fé pasiva, la alfalfa que propone la Iglesia como piedra angular de una entelequia doctrinal, que en esencia solo es una monumental estafa. A ésta me refiero. Una Fé, que no se aguanta en pie ni echando mano del carbonero menos belicoso.
¿Tienes que tener fé para creer en Dios, como dices?...A mi no me vale. Yo lo sustituyo por: Hay que saber para conocer a Dios.
Y también lo aplico al hombre. Si sabes, no necesitas creer y por tanto, lo de tener fé, es una premisa que sobra.

charneguet dijo...

Querido Dams, no me seas cabronazo, que me tienes en ascuas... ¿Eres tú el Divino Redentor?...Hasta Sor Amparo lo cree...!Copón!

charneguet dijo...

Amado Divino Redentor...¿Para que quiere rezar por mi alma pecadora, si como dice, arderá en el infierno?...!Que tontería!...

Clandestino dijo...

De ninguna manera la moral puede ser un código, aunque cualquier código pueda estar basado en ella.

El 'dogma moral' es parte de las revelaciones y doctrinas de Cristo, que permiten ser asumidas fuera del dogma de la fe. Un NO creyente puede ser elevado en valores éticos y morales como nutriente espiritual de sus virtudes. De hecho esto sucede de forma habitual.

Esto permite que un ateo pueda ser un excelente cristiano, asumiendo el dogma moral y la filosofía social y política cristiana, como ideal de convivencia, sin necesidad de asumir el dogma de la fe, en la existencia de Dios.

Por tanto es correcto diferenciar y separar el dogma de fe, del dogma moral, siendo teologal el primero y NO siéndolo necesariamente, el segundo, como otra forma ascética de enriquecimiento espiritual hacia la búsqueda de sintonizar con el resto de la especie.


***********

"3. f. Conjunto de creencias de alguien, de un grupo o de una multitud de personas."


""La fe es ante todo creer en nosotros mismos" eso no es fe es autoestima."

¿Por qué es autoestima creer en mí y es fe creer en terceros? ¿Porque lo dice el DRAE? ¿O solo por tu personal y literal interpretación del mismo?

El 'conjunto de creencias de 'alguien', de 'un grupo' o de 'una multitud', ¿Es fe o autoestima?

¿Es fe lo mismo que autoestima, o solo según convenga?

***************************

"El resto de su comentario es un manual de autoayuda"

Autoestima es valoración positiva de sí mismo.

Fe es capacidad de superación más allá del límite.

Tener fe en uno mismo sobrepasa muy por encima a la autoestima. Muy por encima. Son aspectos totalmente diferentes y su incidencia es muy diferente. La autoestima proporciona confort espiritual complementario. Cuando tienes fe en tí mismo, la autoestima es un simple abalorio, que incluso puede resultar cursi o molesto pero sobre todo, inútil.

La autoestima es un florero.

La fe es un motor.

Se pueden confundir churras con merinas, pues aún siendo muy diferentes ambas son ovejas. Pero afirmar que la fe es autoestima, es sencillamente ignorancia supina o mala fe.

Lo lamentable es largar una triste descalificación fuera de lugar y totalmente exenta de razón y de argumento más allá de un concepto totalmente subjetivo elevado a la peana "filosófica" de un diccionario.

Muy teologal, destacando sobre todo lo ilustrativo, lo erudito e intelectual de tus argumentos, los cuales espero que expongas tras la gratuidad neta de tus absurdas afirmaciones basadas en el reducto de la literalidad descontextualizada, de las definiciones del DRAE.

Clandestino dijo...

Efectivamente Charneguet

Fe es creer en lo que ni se ve, ni se siente, ni se palpa.

Pero no es una exclusiva de la Iglesia. Ni siquiera como base vehicular de la presunta existencia de Dios.

Hay multitud de aspectos con los que nos topamos a lo largo de la vida, y sobre los que inconscientemente creemos sin ver y sin saber, en un ejercicio de fe casi automático. Es casi una necesidad que nos imponemos como forma de evitar desconfianzas groseras, dispensando una fe cotidiana en los demás. ¿Porqué pagamos el tiquet antes de hacer el viaje sin saber si nos llevarán a nuestro destino? ¿O en el teatro o el cine, sin saber si actuarán o pasarán la película o la obra anunciada? ¿Por qué prestas dinero a tu vecino, sin aval que garantice su devolución?

Incluso hay quien lleva la fe hasta el extremo de creer en su señora esposa. Luego pasa lo que pasa.

¿Como no va a existir Dios si la mayoría morimos de viejos, tras una larga vida haciendo el pardillo y a merced de cualquier insensato?

charneguet dijo...

...Incluso hay quien lleva la fé hasta el extremos de creer en su señora esposa. Luego pasa lo que pasa...
-!Cagon dió!...¿Ande sa metio ésta?...!Llevo tre hora sin verla!...!Cariñoooo!...
-¿Que, mi amós?...!Estoy hasiendo la colada y tendiendo la ropa en la terrasa!...
-!Uff!...!Creí que ta habias ido a vés a tu amiga esa!...!Como siempre estás en su casa!...
-!Huy!...¿Lo dises por algo?...
-!Na, mi amós!...!Un amigo, que dise unas cosas sobre la fé!...
-!Ya estás otra vés en el internete ese dichoso!...!Mira que tengo dicho que te tengo dicho que no lo hagas!...!!!Me voy a casa de mi amiga!!!...
-!Ay, señós!...!Como dise Clandestino, la fé é la que falla!...

.
-

Dams dijo...

"La fe es ante todo creer en nosotros mismos". Creer en nosotros mismos es, ante todo (valoración positiva de uno mismo y sus posibilidades) autoestima. Ergo quien ha ligado fe y autoestima eres tu, no yo. Yo sólo lo he puesto de manifiesto. ¿Actuabas tú con ignorancia supina o con mala fe?. Repito sólo tus palabras, que yo no te habría faltado al respeto de esa manera.

Para hablar entre personas civilizadas, y entenderse, las palabras deben tener el mismo significado para ambos. ¿No te gusta la RAE? ¿Qué propones?. Lo que no puede ser es que las palabras tengan tantos significados posibles que no tengan ninguno y al final, por hablar de todo, hablemos de NADA.

La fe para ti es un motor ¿diesel o gasolina?


"Incluso hay quien lleva la fe hasta el extremo de creer en su señora esposa. Luego pasa lo que pasa."
"Fe es creer en lo que ni se ve, ni se siente, ni se palpa."

Yo a mi señora esposa la veo, la siento y la palpo. Otros sólo le tienen fe y la palpan otros. Luego pasa lo que pasa.

Dams dijo...

Charne, ¿podemos Divino y yo, siendo tan contrapuestos, ser la misma pesona?.¿Quién sería el Dr Jeckyll y quién Mr Hide?.

Dams dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Dams dijo...

Clandestino.Por cierto, se me olvidaba, y recurriendo una vez más a la RAE, (esa que limpia, fija...) aunque no te guste.
Código:
(Del lat. *codĭcus, der. regres. de codicŭlus, codicilo).
1. m. Conjunto de normas legales sistemáticas que regulan unitariamente una materia determinada.
2. m. Recopilación sistemática de diversas leyes.
7. m. Conjunto de reglas o preceptos sobre cualquier materia.


Claro que hay un código moral cristiano. SON LOS DIEZ MANDAMIENTOS. "El Decálogo que enuncia los principios de la vida moral válidos para todos los hombres" (Catecismo 2033).


"Los mandamientos de la Iglesia se sitúan en la línea de una vida moral referida a la vida litúrgica y que se alimenta de ella. El carácter obligatorio de estas LEYES positivas promulgadas por la autoridad eclesiástica tiene por fin garantizar a los fieles el mínimo indispensable en el espíritu de oración y en el esfuerzo moral, en el crecimiento del amor de Dios y del prójimo."(Catecismo 2041)

Sor Amparo dijo...

Dr Jeckyll y Mr Hide, en esos personajes pense yo ¡¡que casualidad¡¡...Usted, Dr Jeckyll, por supuesto

fumata blanca dijo...

Eminencia, yo tengo fé en la razon, y razon, en que todo el mundo debe tener fé.....

valenciaMOON dijo...

Profundas palabras las vuestras,Fumatilla...Tener Fe en la Razón,es la mejor forma de perderla. Las razones de fé,solo me convencen para una opción: Tocar pelo.

Anónimo dijo...

un OLE por la música, tio

Rodolfo Plata dijo...

La importancia de la crítica a la cristología de san Pablo, radica en que nos aporta los elementos de juicio necesarios para visualizar nítidamente __la omisión capital que cometió Pablo en sus epístolas al mutilar la naturaleza humana de Cristo. Desechando la prueba viviente en Cristo hombre que nos confirma que es posible alcanzar la trascendencia humana practicando las virtudes opuestas a nuestros defectos hasta adquirir el perfil de humanidad perfecta, patente en Cristo (cero defectos). Doctrina sustentada por filósofos y místicos __y la urgente necesidad de formular un cristianismo laico enmarcado en la doctrina y la teoría de la trascendencia humana, a fin de afrontar con éxito los retos y amenazas del ateismo, el islamismo, el judaísmo, el nihilismo, la nueva Era y la modernidad. http://es.scribd.com/doc/73578720/CRITICA-A-LA-CRISTOLOGIA-DE-SAN-PABLO

Rodolfo Plata dijo...

SOLO UN PUEBLO ENAJENADO CON EL OPIO DEL PUEBLO PUEDE RENDIR APOTEOTICO HOMENAJE A UN MERCADER DE LA FE QUE VIENE A SOMETERLO Y EXPLOTARLO. EL PONTIFICE ROMANO Y FELIPE CALDERÓN CONSPIRAN PARA CONVERTIR A MÉXICO EN UN ESTADO CONFESIONAL REFORMANDO EL ART. 24 CONSTITUCIONAL, ADUCIENDO FALAZMENTE QUE LA INCLUSIÓN DE LA EDUCACIÓN RELIGIOSA EN EL CURRÍCULO ESCOLAR LAICO, ES UN DERECHO HUMANO. Olvidando que los valores supremos de la trascendencia humana y la sociedad perfecta, que orientan los objetivos del currículo escolar laico, están muy por encima de los valores religiosos; porque los valores laicos liberan mediante la educación científica y las humanidades, y los religiosos someten mediante el adoctrinamiento y la bibliolatría. Es por ello, que la educación laica protege el derecho de los alumnos a ser educados en la verdad, la libertad de pensamiento y el pluralismo __Enseñándoles a pensar, para poder criticar con un juicio justo cualesquier doctrina o credo; y así evitar, llegar a ser , indagando la verdad o la mentira que hay en la doctrina que tratan de inculcarles antes de seguirla, y así liberarse de los ataduras de la manipulación que utilizan los religiosos para amordazar a sus seguidores__ Es decir, mientras que los valores de la educación laica son valores universales y trascendentales (prueba de ello, es el lema de la Universidad Nacional Autónoma De México: ‘POR MI RAZA, HABLARÁ EL ESPÍRITU’; por ello, no manipulan a los alumnos, ni atacan la religión a la Iglesia, ni niegan el derecho de los padres a educar a sus hijos religiosamente, ni afirman o niegan la existencia de Dios __los valores bíblicos al apartar la fe de la razón castran mentalmente a sus seguidores. http://es.scribd.com/doc/73946749/Jaque-Mate-a-La-Doctrina-Judaizante-de-La-Iglesia-que-ha-convertido-la-religión-judeocristiana-en-religión-basura-y-la-educación-religiosa-en-potentísima-incubadora-de-generaciones-de-estultos-en-gran-escala