sábado, 25 de julio de 2009

DE CUANDO CRUZE LOS PIRINEOS POR 1º VEZ (V)


A las siete en punto estábamos ya en la casa del patrón...!Será por puntualidad!...!Se van a enterar estos franceses de lo que es un español!...Allí nos juntamos, el matrimonio vecino mio, Ignacio el chico navarro, el frances Philippe, y yo. Más adelante se uniría al grupo otro francés más, Alain. Para el desplazamiento a las viñas, nos repartiamos entre una furgoneta Citroen "dos caballos" y un Simca, conducidos por el patrón o por el hijo, un tipo de unos treinta años, regordete y con careto sonrosado a causa del consumo en exceso de los caldos de la zona , a los que era adicto. Deliciosos, por otra parte, totalmente naturales y sin los dichosos sulfitos que le echaban aquí. Los vendimiadores teníamos cuatro litros diarios para el propio consumo. Aparte de estos vehículos de trabajo, tenian dos vehículos más, un Ranault y un Peugeot de alta gama, cuyos modelos no acierto a precisar...También habia por allí un Renault 4L que utilizaba la mujer del hijo del patrón para moverse...Philippe, tenia un "dos caballos" de aquellos redondos por arriba y descapotable y Alain, también tenia otro citroen, pero del tipo "tiburón"...!Joder!..!Aquí todo dios tiene coche!...!Hasta los currantes!...pensaba para mi. En España no habia llegado todavía la motorización con el "600"...Eran los tiempos de las bicicletas y las mobilettes, de los Mosquitos y las Velo Solex...aunque ya empezaban a verse algunas Montesas Impala, Bultaco Metralla y la famosa Derbi Paleta, la del Angel Nieto....Para los coches, todavía nos faltaban unos años...No se extrañen que tanto coche me impresionara...

El trabajo de vendimiador era sencillo, cortar con unas tijeras de tipo jardinero de las más paqueñas, los maduros racimos de uvas y cuando teniamos lleno el cubo, nos acercábamos al "honteur", me parece que se llamaba así, para vaciar. A su vez, el "honteur", que era mi vecino, vaciaba sobre un remolque ya preparado, que el patron manejaba con un pequeño tractor, que cuando llovia, lo sustituia por otro tractor de tipo oruga, de esos como los carros de combate, para evitar los atascos en el barro que solian ser frecuentes... Tenia dos, uno pequeño y otro más grande...Aquel poderio de maquinaria agraria me impresionaba, y más, cuando la comparaba con la española...carros, borricos y mulas o según zona, carretas y bueyes. Cuando acabábamos de vendimiar en una viña, pasábamos a otra... Durante toda la campaña creo que nos hicimos unas veinte y no pequeñas. Se podria decir de aquel patrón que era un terrateniente, pero sin exagerar. Luego supe de otros, que llevaban cincuenta vendimiadores e incluso más...No se si eso tendria algo que ver que tanto el padre como el hijo, eran "Gaullistas", o seguidores de Charles De Gaulle, el entonces presidente de la república francesa, que aglutinaba en torno a el, todo el amplio espectro de la derecha política y social francesa...Frente a él, se debatian dos sólidas formaciones de la izquierda: el PSF y el PCF a las que siempre vencia en las urnas..

.Si el patrón y el hijo, meaban por De Gaulle, Alain, en cambio, se inclinaba por la "gauche", más hacia los comunista que a los socialistas. Era de rigor que durante el tiempo del "kaskut" (bocadillo), Alain mantuviera con el patrón y con su hijo, interminables disputas que se mantenian vivas incluso más allá del refrigerio...Mientras, el otro francés, Philippe, más prudente, se mantenia siempre en una posición como más neutral...Claro, que entonces de todo esto, yo no tenía ni pajolera idea. Partidos políticos, elecciones, PCF, PSF, democracia, libertad...un batiburrillo de palabros inconexos que me resbalaban. O me sonaban a todo lo malo que los martillos del régimen franquista, nos habian machacado sobre la guerra civil...!Y luego encima estaban los comunistas!...!Dios mio!...En España la gente hasta se santiguaba...Pero en donde si se ponian todos los franceses de acuerdo, era cuando atacaban a Franco y a su dictadura, su tema favorito.. Esto, además de tocarme las pelotas, me chocaba, porque parecian Fuenteovejuna. El patrón, el hijo, Philippe y Alain, todos a una..Ahí si formaban una piña. A Franco y a su dictadura lo ponian a caldo..era algo que yo no entendia cuando entre ellos habia posturas y criterios tan dispares... Nunca supo el espadón del El Pardo, aquel ridículo general de voz de pito, las veces que me batí el cobre por él. !Me cago en sus...Pero al final, la triste y cruda realidad siempre se imponía. La diferencia entre los dos paises era tan escandalosa, tan desgarradora, que la sangrantre y humillante evidencia acababa con el escaso patriotismo que a uno le quedaba...Cuando se llegaba a esa situación, que era siempre, era el momento de echar mano del R. Madrid y de Bahamontes...al menos por ahí se salvaba la honrilla...



Alain ya me nabia introducido en el mundillo de Villeneuve. Junto a la iglesia, esa que veis en la foto, habia un teatro que además de club, era biblioteca, sede social de la juventud y no se cuantas cosas más. También habia baile cada sábado con una orquesta, pero pagando...A diferencia de aquella OJE falangista, estaban presentes todas las ideologias politicas, sobre todo las de izquierdas. Allí me enteré de que habia un partido comunista español en el exilio y que su secretario general se llamaba Santiago Carrillo. Vi muchas fotos de él con Georges Marchais el secretario general del PCF...También me enteré de muchas otras cosas y todas ellas dejaban a nuestro pais en la más desoladora de las verguenzas... !Y yo que iba de enterao!...¿A donde vas, gilipollas?...La juventud de aquel villorrio nos daba sopas con onda a todos los españolitos y en todos los sentidos. Estaban al dia...formados en la más absoluta libertad. Habia multitud de actividades, escursiones, viajes, incluso ofertas para compartir trabajo y estudios. !Claro, con las ayudas y subvenciones estatales, así cualquiera!, se diria...!Pues de eso se trataba, copón!...Los franceses ya tenian entonces una potentísima protección social, tanta, que en la España de hoy, la de ahora mismo me refiero, todavia está a años luz de aquella otra que ya disfrutaban los franceses hace 40 años.



Philippe era un tipo agradable, como de unos 25 o 26 años. Me sacaba unos diez años y eso se notaba. De agradable porte, su sonrisa transmitia confianza. Solia vestir unos jeans y camisa a juego. Cuando apretaba la calor, se la quitaba y dejaba al aire el torso desnudo ya un tanto bronceado por el sol. Trabajaba duro..a veces, hasta se pasaba a mi hilera y me ayudaba a poneme en linea. Yo lo maginaba como esa clase de tipo que siempre gustaba a las mujeres...

-¿Que es lo más te ha sorprendido de Francia?...me soltó de sopetón

-!No ver curas por ningún lado!...le respondí casi con la misma premura, si bién le podria haber señalado otras...!Habia tantas!...

-¿Curas?...

.!Oui!...Curas, sacerdotes, sotanas...

-!Ja,ja,ja,ja,ja,ja!...Pienso que la carcajada se oyó en todo Minervois...!Je suis Pretre!...!Ja,ja,ja,ja,ja!...remachó mientras se desternillaba...

-Con los esquemas rotos y totalmente desarmado, me acerqué al patrón para referirle lo que acababa de escuchar de Phillippe...

-!Oui!...!Bién sure!...Phillippe c, est le Pretre de Minervois et des autres petits villages du coté...

-!Me están tomando el pelo!...!No puede ser!...!Con jeans y cortando uva, un cura!...! Llevando cuatro parroquias!.. !Por dios!...No...esto era demasiado.



Pero no, amigos, la cosa era así, sin trampa...Phillippe, en efecto, era el cura de Minervois y de otras tres villas más. En Francia los sacerdotes no recibian paga del Estado y su sustento dependía de un pequeño estipendio que le ofrecia el obispado, del cepillo de sus feligreses y de los trabajos eventuales que le iban saliendo, como en este caso, las viñas de Monsieur Colomber. !Vaya lección!...Esta fué la última humillación que recibí como español, sin duda, la más hiriente de todas. Supe entonces que habia dos tipos de curas, los vocacionales y los profesionales. Que ambos pertenecian a dos tipos de iglesias muy diferentes: una iglesia verdaderamente evangélica, la francesa y otra sátrapa, podrida y parásita, la española. La clase que en perfecta simbiosis con el franquistmo, mantenian postrado en la más absoluta degradación y miseria al pueblo español. Era la pieza que me faltaba para cuadrar el puzle. Mi vida a partir de entonces, sufrio una metamorfosis que me dura hasta hoy. La metamorfosis de la libertad. Gracias Phillippe

9 comentarios:

TELLAGORRI dijo...

Espléndido. Pena de que esto sea un blog y no un libro, porque se hace demasiado corto.

En 1959 yo estuve en Paris y durante 10 días me alojé en una residencia internacional gratuita de estudiantes, en donde conviviamos chicos y chicas de alemania, Noruega, Inglaterra, norteamericanos, suecos y argelinos o hijos de colonos franceses en Argelia, Pié noir o algo asó los llamaban.

Entre ellos había un español de unos 40 años y que me presentó a muchos residentes, el cual era siempre el eje de todas la conversaciones por la noches, al llegar a la residencia. Hablaba cinco o seis idiomas y se hacía llamar Federico. Decía que era guionista de cine y que cuando se gastaba la pasta de una película se iba a esa residencia a aguantar el hambre.
Luego supe, en tiempos de Felipe gobernando, que el Ministro de Cultura que había nombrado, un tal Jorge Semprúm, era el Federico de mi estancia en París.

Yo iba camino de Alemania, a otra residencia de estudiantes, con ánimo de ver mundo y saber de qué iba la vida en Europa. Estuve en Alemania y en Suiza.
Y me pasó lo que a tí, más o menos, respecto a mentalidades y costumbres.
En Alemania, los obreros de la construcción, usease los peones, cobraban la MITAD de lo que ganaba un ingeniero o un arquitecto, y todo el mundo tenía su coche.
En España, si un ingeniero de Iberdrola (entonces Iberduero) cobraba al mes 100.000 pesetas, un obrero nunca pasaría de las nueve o diez mil pesetas. Y los peones muchísimo menos.

SIGUE, por favor, SIGUE, Charneguet, maestro del relato.

Guerrera de la LUZ dijo...

Un cura vendimiando con el torso descubierto torneado y bronceado... :O

Pues claro Charne, siempre ha habido vocaciones y también se ha colado en las filas del sacerdocio mucho loco descerebrado, sobre todo en esa época de oscurantismo. Me alegro de que también en la Iglesia hayas conocido gente atractiva, porque hay mucha.

Es verdad que eres un maestro del relato, es muy bueno todo esto que estás escribiendo, gracias por compartirlo.

Ya se que ya no me quieres, pero yo a ti sí, lo mismo. Bueno, un poco más.

Un besito tímido.

Anónimo dijo...

Espero con interés y curiosidad el próximo capítulo.

Guerrera:
No creo que la decepción que a Charneguet le produjo "el clero español" se debiera a actuaciones aisladas de algún "loco o descerebrado", colado en las filas del sacerdocio.

charneguet dijo...

Tella...!Como sabes de que iba la cosa! Lo de Semprúm, no me extraña...En Grenoble, unos tres años después, en círculos españoles de refugiados, conocí a varios personajes, entre ellos algunos vascos de chapela que a mi me parecieron héroes. También conocí a otros del PCE que luego fueron diputados. Años después pensé en lo facil que era ser héroe desde fuera. Lo dificil era serlo dentro.

Guerrera: ¿Porque te niegas a entender el fondo de la cuestión?...Relee la última parte del post, porfa...

Querido anónimo, tengo preparado ya un nuevo post donde toco un nuevo tema. No te preocupes por Guerrera. Su excesivo ardor guerrero le impide a veces la necesaria templanza y reflexión. A veces me parece que actua con el celo propio de un empleado que es fiel, más que por convencimiento, porque recibe algun tipo de compensación. No tiene mayor importancia...

Guerrera de la LUZ dijo...

Vamos a ver Charne, si con lo del "empleado fiel" lo que quieres es humillarme, pues mira, yo misma me humillo aún más que tú y me pongo de sierva y de esclava si quieres.

He leído perfectamente el post y lo que te he comentado es lo que pienso sinceramente. Me parece que la época de oscurantismo religioso que pasó España en el tiempo que tú narras es la obra de una serie de descerebrados que la machacaron (y no he dicho "algún loco", anónimo, he dicho MUCHOS). Entiéndase descerebrado en el sentido más coloquial del término: una persona que se mete en la Iglesia sin vocación y sin ánimo de santidad ni de servir a los demás, movido por otros intereses , cualesquiera que sean.

Pero si tomas la historia completa de la Iglesia desde que Cristo la fundó y pones sobre el tapete a todos los cristianos de todos los tiempos, estoy absolutamente segura de que el resultado es altamente positivo. Es todo lo que yo he querido decir.

Charne es increíble cómo últimamente te estás dedicando a darme pullazos a diestro y siniestro eh mi vida, qué te habré hecho?¿ aparte defender mi fe ... no sé, alucino.

En fin, besos.

Guerrera de la LUZ dijo...

Yo respeto absolutamente tu vivencia y no trato de imponerte nada, entro en tu casa y trato de entenderte, de meterme en tu piel y sobre todo, de quererte como eres y con las circunstáncias de tu vida, no comprendo tu actitud última tan a la defensiva conmigo. Supongo que los prejuicios o algo, no lo sé, no lo entiendo.

charneguet dijo...

¿Será porque te valoro?...A veces veo reflejado en ti aquel chaval que fuí, ese del viaje...Pero a veces no, veo otra cosa, de ahí los puyazos. ¿Que duelen?...Pués claro, si no, ¿Que sentido tendrían?...
Un beso, amor...

Guerrera de la LUZ dijo...

Eres muy duro, sí.

Te ves reflejado en mí y a veces ves otra cosa?¿ pues claro, porque no somos la misma persona y cada uno tenemos nuestro camino. Se trata de tratarnos bien sobre todo lo demás. No puedes querer que yo sea igual que tú, Charne o que sienta las mismas cosas, yo hago mi propio camino.

El amor, da lo mismo qué tipo de amor sea, el que fluye universalmente, da igual que casi no te conozcas, nos debe impulsar a dar alegría a quienes valoramos. Si no es así es que está mezclado con otro tipo de sentimientos que no son buenos, piénsalo por favor.

Un beso, cielo.

Anónimo dijo...

Cada mañana acudo muy tempranito(8 am)a darme un baño en el mar y suelo coincidir con las mismas personas.
Hoy conversé con una señora mayor(80 años)que, siendo jovencita, se fue a trabajar a Bélgica. Mientras me relataba sus impresiones, y experiencias, yo me acordaba de las tuyas.
¡Qué persona más abierta y culta(cultura no académica)!

Me comentaba:
Allí perdí todos mis complejos. Aumentó mi autoestima. Me valoraron por mi misma.
Aquí, en España, tu origen humilde te limitaba excesivamente.
Había circunstancias personales que podían marginarte: Tuve una amiga-me explicava- que, su handicap, en cuestiones laborales y de otro tipo, era ser "hija natural".

Esta señora también experimentó(como tú) esa "metamorfosis que le dura hasta hoy"

Saludos